noticias Viernes, 19 mayo 2006

La blogósfera defiende su ombligo

Hace unos días, El Comercio publicó un artículo sobre blogs, escrito por Mayra Castillo. Su intención, evidentemente, era explicarle a los no iniciados qué demonios es un blog. Y cumplía bastante bien su función.

Pero, claro, chocaron con Chocano. A algunos de nuestros bloggers peruvianos no les gustó que los aterrizaran y no los reconocieran como la vanguardia chola de la nueva sociedad de la información que creen ser.

A casi todos les ardió este sincero párrafo:

Para crear un blog solo se necesita acceso a Internet y un rollo personal. O, en todo caso, tener las ganas de opinar sobre rollos ajenos. Para saber si un blog está de moda, se debe chequear el número de visitas diarias. Más de 100 o 200 visitas al día podrían levantarle la moral a cualquier ‘figuretti’ de turno.

Todos los comentaristas del artículo han puesto el grito en el cielo negando tener un “rollo”. Pero, francamente, yo nunca he visto ningún blog sin “rollo”, es decir, sin un tema (o temas) recurrente(s). Parece que la mayoría ha sentido que les ha dicho que su blog es su “querido diario”.

Y lo de los figurettis… jeje. Admítanlo: Touché.

Se ponen muy susceptibles, chicos.

Por otro lado, Tinta Fantasma y ALT1040 leyeron apresuradamente. Creyeron que el mote de “aspirantes a reporteros” se refería a toooda la comunidad blogger. Pos no. Una lectura calmada evidencia que esta parte hablaba de los blogs periodísticos, nada más.

Pero el caso alucinante es el del Blog del Morsa. Es normal que en un post quiera aclarar que lo suyo no es sólo un “rollo” personal. Un segundo post, vaya y pase; el tema le interesa. Pero el colmo llega en el tercero.

En “¿Cierra filas en El Comercio? ¿También Iván Thays? Blogs en El Comercio (parte III)“, El Morsa ataca gratuitamente a Ivan Thays, porque cometió el crimen de reseñar amablemente el artículo del Mercioco.

Parece que no nos gusta que nos recuerden que ningún blogger peruano tiene la trascendencia de sus pares gringos, europeos o, sin ir más lejos, brasileños. Acá en Perubloggerlandia, nos miramos el ombligo. Lean otro extracto:

Si comparamos los 37 millones de blogs con la población mundial, en realidad la cifra no es astronómica. “Solo representa al 1%. Aunque si lo comparas con los sitios desde donde se transmite información en una sociedad de masas, de hecho es mucho más”, advierte Villanueva. El resultado: hay gente que tiene más espacios para debatir, discutir e intervenir. Pero son muy pocos. Es más, en algunos casos se trata de una cofradía con miras a convertirse en élite, debido a que no despegan la mirada de sus propios ombligos.

Y para que vean lo ombliguistas que somos, predigo que después de este post, aumentarán las visitas de El Útero de Marita. Ñaca, ñaca.

Secured By miniOrange