noticias Martes, 25 abril 2006

Réquiem para otorongos

Hagan clic y verán un simpático videíto lamentando la desaparición de los miembros del actual gobierno que -rochosa e ingenuamente- postularon al Congreso (o al Parlamento Andino).

En realidad, lo más rescatable de este Réquiem es la edición final con la musiquita de la serie del Increíble Hulk, ese piano triste que tocaba Joe Harnell mientras “David” Banner se alejaba por la carretera al final de cada capítulo.

No se me ocurre un tema musical más adecuado para graficar la tristeza que nos embarga al pensar que nunca más volveremos a ver a estos monstruosos personajes.

Videíto: Réquiem para otorongos
Archivo del Útero: Popy no se va, no se vaaaa (12/04/06)