noticias

Padre Martín ampayado en la Costa Verde

Hoy Lima se despertó con esta noticia. Alrededor de las 2:35 de la madrugada, el padre Martín Sánchez fue intervenido por la policía con otros tres sujetos en una playa de Barranco, conocida como, ejem ejem, “Sin Comentarios”.

Entre los acompañantes del sacerdote se encontraba su “mano derecha” en el Hogar de Cristo, Juan Valencia Chacha, y un agente de Seguridad del Estado, Ricardo Huamán Quispe.
Los ampayados admitieron haber consumido alcohol (“vino”, dijeron). La prensa, decorosamente, ha bautizado el hecho como una “situación comprometedora”.

Nosotros verificamos que ambos estaban besándose y se abrazaban, e incluso tenían aliento alcohólico, por lo que al solicitarles sus documentos, el padre Martín nos tendió su tarjeta personal e increpó que no era necesaria esa intervención, a lo cual su acompañante me arrebató el papel en una actitud matonesca“, sostuvo el suboficial que intervino, según la web de Peru21, tras indicar que certificó que el conductor no contaba con la licencia para circular la camioneta polarizada.


foto: Peru21

En la web de CPN se consigna que Martín afirma que estacionó su poderosa camioneta 4×4 en la playa de Barranco, porque “su vehículo se recalentó”. Bueno, lo de recalentado sí se lo creo.

Casi al mediodía, a través de una nota de prensa del Hogar de Cristo, se comunicó que Sánchez Terán “se encuentra indignado y mortificado por la actitud de aquellos miembros de las fuerzas policiales que lo emboscaron y acorralaron para luego llamar a los medios de comunicación y propalar falsas acusaciones afirmando que se encontraba en estado de ebriedad y en actitudes impropias”.

La página de Peru21, hasta el momento, es la que ofrece mayores detalles del caso.

http://www.peru21.com/P21Online/Html/2005-08-04/Portada0348404.html